Blogia
el blog de placido :-)

Feminismo

Cuidado con la donacion de ovulos!!!

Cuidado con la donacion de ovulos!!!

"Hay algo que te hace extraordinaria", dice un folleto de la Clínica Quirón, sita en el barrio de Egia de Donostia, en su campaña publicitaria para atraer donantes de óvulos. "Lo que te hace extraordinaria no es tener óvulos, sino donarlos", sigue diciendo en el interior. Este folleto me lo encontré colgado de una chincheta en el tablón de anuncios de la facultad de derecho ayer cuando iba a clase. Debe de haber muchos más repartidos en las instalaciones de la UPV. Según nos dijo más tarde la profesora Itziar Alkorta, también abordan a las estudiantes en plena calle, para preguntarles: "¿Quieres ganar un dinerito?"

¿Qué hay detrás de la donación de óvulos?

Pues según nos contó ayer esta profesora, que lleva tiempo investigando sobre el tema, muchísimas cosas.

La ley sobre técnicas de reproducción asistida de 1988, fue la primera ley europea que reguló esta práctica, y la segunda en el mundo. En su exposición de motivos, la ley dice: "Se calcula que en España hay unas 700.000 parejas estériles casadas en edad fértil, admitiéndose un porcentaje del 10/13 % del total, de las que un 40 % podrían beneficiarse de la FIVTE o técnicas afines y un 20 % de la inseminación artificial." Más adelante habla de los avances y de la oportunidad que suponen las nuevas técnicas de reproducción asistida, y también de los problemas "éticos" que plantean, a los que pretende dar respuesta.

Otra razón que se expone para la creación de esta ley es "el respeto a los derechos de la mujer a fundar su propia familia", por lo que la ley "debe eliminar cualquier límite que socave su voluntad de procrear".

17 años después de la aprobación de esta ley, en el estado español hay más de 300 clínicas que realizan prácticas de reproducción asistida. No hay tantas clínicas en ningún otro país eiropeo, en términos absolutos. En internet podemos encontrar unas cuantas, algunas especializadas, como el Institut de reproducció Cefer, en Barcelona, el Iraga, en Santiago, el Fiv en Madrid... En la web de la asociación española de fertilidad hay una lista más detallada. Cada año, alrededor de 4000 mujeres alemanas visitan el estado español para someterse a tratamientos de reproducción asitida. En Álemania no está permitido, pero estas mujeres vuelven a su país embarazadas y nadie sabe si es un embarazo natural o no. De modo que hay una gran demanda de óvulos, ya que a las que quieren tener hij@s, en algunos casos les extraen sus propios óvulos, y, en caso de que no puedan, recurren a donantes.

Pero, ¿qué pasa con las chicas que donan óvulos? La ley prohíbe a las personas vender su cuerpo, en el sentido de que un@ no puede vender su sangre ni sus órganos, por ejemplo, sino que tiene que donarlos. Sin embargo, a las donantes de óvulos se les paga. He llamado a una clínica de Madrid diciendo que estoy interesada en donar, y me han dicho que me pagarían "las dietas". No ha querido decirme cúánto, esa información no la dan por teléfono, pero podría ser entre 600 y 900 euros. El dinero es también "por las molestías". Porque una no va allí y dona UN óvulo, que cuesta alrededor de un mes el producirlo, sino que ya que se ponen te sacan unos 20 de una vez. Y para conseguir que tus ovarios produzcan 20 óvulos, te hacen una cosa que se llama "hiper-estimulación ovárica", que consiste en atiborrarte a hormonas para tener 20 ovulaciones, con el transtorno que eso supone. Los efectos secundarios pueden ser alteraciones en el ánimo a consecuencia de las hormonas, pérdida de la fertilidad, adelanto de la menopausia, infecciones en el útero o en los ovarios, la muerte... En todas las informaciones que he encontrado en internet sobre la donación de óvulos suavizan los efectos secundarios y dicen que son "mínimos". Durante el proceso de "engorde hormonal" tienes que ir 3 o 4 veces a que te hagan ecografías para ver que tus ovarios aguantan y que todo está bien. Las complicaciones son mayores en las mujeres con ovarios poliquísticos.

No voy a pararme a explicar las distintas técnicas de reproducción asistida que están permitidas, podéis encontrar algo de información, por ejemplo, aquí. Pero la cosa es que los óvulos no se utilizan sólo para ayudar a otras mujeres a quedarse embarazadas. De hecho, en el caso de las que quieren quedarse y se someten a la hiper-estimulación ovárica, hay un sobrante de óvulos. Pongamos que a una mujer le extraen 20 óvulos, que después son fecundados "in vitro", es decir, fuera del cuerpo. La ley dice que, una vez fecundados, los preembriones pueden estar en la probeta 12 días como máximo. Pasado ese tiempo hay que implantarlos en el cuerpo o congelarlos. Pues bien, en las clínicas del estado español hay más de 500.000 embriones congelados. Esos embriones son materia de controversia, porque pasados 5 años, la ley dice que hay que descongelarlos, pero no qué hay que hacer con ellos. Lo habitual es que se utilicen para la investigación. La iglesia católica los reclama como "personas" y reivindica su derecho a nacer. Hasta organiza campañas para "adoptarlos", con ligas de mujeres católicas dispuestas a ofrecer su cuerpo en pro del "derecho a la vida".

El PP, en la modificación de la ley que hizo en 2003, estipuló que "se fecundará un máximo de tres ovocitos que puedan ser transferidos a la mujer en el mismo ciclo, salvo en los casos en los que lo impida la patología de base de los progenitores". Esto quiere decir que no hay embriones sobrantes, y que los 3 ovocitos fecundados se implatan a la vez en el cuerpo de la mujer receptora. Así el Vaticano está más contento. Esta reforma, claro está, no se hizo pensando en la salud de las mujeres, sino en el interés de los preembriones, "esas personas". Este punto de la ley, el de que sólo puedan ser fecundados 3 ovocitos, ha sido o será derogado en una nueva modificación de la ley del gobierno socialista.

Las investigaciones con "celulas madre" de las que tanto se habla en los medios de comunicación necesitan de embriones. Investigaciones muy importantes sobre enfermedades crónicas, genéticas o degenerativas precisan de ellos. Y los embriones necesitan óvulos. Por eso los óvulos se han convertido en el nuevo "eldorado"; serían el petróleo de la industria farmacéutica.

Otro dato muy importante es el de quiénes se someten a los tratamientos de reproducción asistida. Hay parejas heterosexuales estériles, mujeres solas, parejas de lesbianas... pero la mayoría son parejas heterosexuales donde la mujer es mayor de 35 años. Y en muchos casos, la causa de la infertilidad de la pareja es natural, es por la edad. Es decir, que si hubieran elegido "quedarse embarazados" 10 años antes no habrían tenido tantos problemas. ¿Por qué no han tenido hij@s antes? Pues seguramente porque estaban muy ocupadas estudiando y trabajando, y les resultaba imposible tener hij@s y hacer todas esas cosas al mismo tiempo. Por eso surge la pregunta de qué hay que hacer para "eliminar los límites que socaven la voluntad de procrear" de las mujeres, como dice la exposición de motivos de la ley; si abrir clínicas de fertilidad artificial para que las mayores de 35 se gasten una millonada para quedarse embarazadas, o si hay que facilitar las cosas a las mujeres para que, si quieren, puedan tener hij@s antes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Feminismo e ilustración

Feminismo e ilustración

Si no entendí demasiado mal, el editorial de la revista Revolución Neolítica núm. 4 se preguntaba sobre la actualidad de los valores de la revolución francesa (libertad, igualdad y fraternidad), y sobre la posibilidad de que revoluciones o cambios paulatinos logren desarrollar esos valores en el futuro. Los movimientos de protesta estudiantiles y obreros (no se menciona el movimiento feminista) de los 60 y principios de los 70 del siglo XX, serían, en este sentido, una oportunidad perdida. La esperanza de cambio se situaría entonces en “futuras generaciones sin mácula alguna”, que “volverían a la carga para intentar una nueva revolución”, y también en revoluciones provenientes del seno de los países oprimidos.

No voy a detenerme a describir el potencial revolucionario, libre de mácula, que el movimiento feminista tiene, aquí y ahora, para cambiar las cosas, para convertir en placer el dejar de evadirnos de la realidad que nos oprime. Sí que quisiera en cambio dar unos apuntes sobre otra gran -más bien enorme- oportunidad perdida, una etapa de la historia y de la literatura que no desconocemos por casualidad, pero que tampoco por desconocida y olvidada deja de ser importante, al menos para nosotras.

El movimiento feminista moderno tiene su origen en la ilustración. Amelia Valcárcel dice que el feminismo es el “hijo no deseado de la ilustración”, en el sentido de que fue una especie de accidente, una parte de las ideas ilustradas cuya “paternidad” no se quería reconocer. También lo han llamado “el punto ciego de las luces”, el lugar que quedó opaco.

A pesar de que no se hable de ellas en los libros de historia, las mujeres participaron activamente en todas las etapas y procesos –siempre que les dejaron, y cuando, no, también- del período revolucionario francés de finales del XVIII. Estaban inmersas en una sociedad que se presentaba a sí misma en proceso constituyente, y, lógicamente, querían participar en la construcción de esa nueva sociedad. Las mujeres lucharon en distintos frentes, demostrando, además, que había un interés común a todas ellas por mejorar su situación, ya fueran campesinas, nobles o burguesas. Uno de los episodios más conocidos es el de la marcha de las mujeres a Versalles en protesta por el encarecimiento del pan el 5 de octubre de 1789.

Entre 1789 y 1793 las mujeres articularon sus voces para reclamar públicamente sus derechos. Mademoiselle Jodin dirigió en 1790 a la Asamblea Nacional un Proyecto legislativo para las mujeres, y Olympe de Gougues escribió en 1791 la Declaración de derechos de la mujer y de la ciudadana.

Un espacio importante de participación política de las mujeres fueron los Cuadernos de quejas. La Declaración de de los derechos del hombre y del ciudadano, el 26 de agosto de 1789, era lo suficientemente ambigua para alimentar la polémica sobre si las mujeres eran también sujetos de los nuevos derechos. Ellas utilizaron los cuadernos de quejas para su propia defensa. Religiosas, nobles y del tercer estado, todas dejaron constancia de sus reivindicaciones. Estás últimas pedían “ser instruidas, poseer empleos, no para usurpar la autoridad a los hombres, sino para ser más estimadas; para que tengamos medios de vivir al amparo del infortunio (…). Os suplicamos, Señor, que establezcáis escuelas gratuitas en las que podamos aprender los principios de nuestra lengua, la religión y la moral (…). Pedimos salir de la ignorancia, dar a nuestros hijos una educación acabada y razonable para formar siervos dignos de serviros.” (Cristina Sánchez, “Genealogía de la vindicación”)

Desde que comenzaron a redactarse los cuadernos de quejas en la primavera de 1789, las mujeres tuvieron problemas para ser aceptadas en las asambleas electorales. La decepción que eso les supuso, unida a la esperanza de hacer oír su voz, es perceptible en los cuadernos que redactaron.

Otro curioso espacio en el que estaban las mujeres y que es característico de la ilustración es el salón. Los salones, como espacios semipúblicos de discusión, surgieron en París en el siglo XVII y a lo largo del XVIII se extendieron también a Londres y Berlín. Se dice que eran espacios intermedios entre la esfera pública y la privada, porque a pesar de ocurrir en casas particulares tenían fuertes connotaciones públicas, ya que en ellos “se gestaba buena parte de la cultura y la política del momento” (Cristina Sanchez, “Genealogía de la vindicación”). Las mujeres tenían un papel fundamental como anfitrionas, moderadoras y oradoras. Las salonnières (Ninon de Lenclos, Marie du Defand, Germaine Staël) invitaban a sus salones a los filósofos de la época : Voltaire, Hegel, Diderot o D’Alembert. Las salonnières transgredían la actuación social que se esperaba de ellas, y manifestaban libremente tanto su sexualidad como sus conocimientos científicos y filosóficos. Dice Olivia Blanco que los salones constituían un fenómeno “urbano, laico e igualitario”, y que en ellos se difundió “la idea de una aristocracia del espíritu basada en la idea de mérito que no necesariamente coincidía con la aristocracia de sangre”. Sin embargo, esa libertad no consiguió traspasar el ámbito del salón, y según cuenta Cristina Sánchez, “los ideales de domesticidad terminaron imponiéndose”.

Una de las grandes heroínas de esta romántica y triste “ilustración olvidada” es Olympe de Gouges. De nacimiento Marie Gouze, vino al mundo en Montauban en 1748, hija de una familia de carniceros. Se casó a los 16 años. En 1790 se trasladó a París, donde escribió numerosas obras de teatro. Fue monárquica moderada hasta la huida a Varennes, para convertirse luego en republicana. Murió decapitada en 1793. Su Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana es una preciosa radicalización de la Declaración de derechos del hombre, que proclama la universalización de los derechos.

Sin embargo, Olympe de Gouges no creía que mujeres y hombres fueran iguales; pensaba que había 2 naturalezas distintas, y que la de las mujeres era superior: “De París a Perú, del Japón hasta Roma. El animal más tonto, según mi opinión, es el hombre.” (Olympe de Gouges, “Los derechos de las mujer y de la ciudadana”, 1791) Esa convicción de las dos naturalezas es palpable en el texto que precede a su declaración. De Gouges se dirige a la reina Antonieta para pedirle que emplee “toda su autoridad” en el regreso de los príncipes. En ese “toda su autoridad” de Gouges se refiere a la autoridad de madre y esposa. Un poco más abajo, justo antes de la declaración, encontramos un revolucionario y desafiante poema, en el que nuestra heroína cyborg interroga al Hombre con mayúsculas:

"Hombre, ¿eres capaz de ser justo? Es una mujer quien te hace la pregunta; no le quitarás, al menos, este derecho. Dime ¿quién te ha dado el soberano poder de oprimir mi sexo? ¿Tu fuerza? ¿Tu talento? Observa al creador en su sabiduría; recorre la naturaleza en toda su grandeza; a la que pareces querer aproximarte, y dame, si te atreves, el ejemplo de este poder tiránico. Remóntate hasta los animales, consulta los elementos, estudia los vegetales, echa finalmente una ojeada a todas las modificaciones de la materia organizada; y ríndete a la evidencia cuando te ofrezco los medios; busca, hurga y distingue, si puedes, los sexos en la administración de la naturaleza. Por todas partes los encontrarás confundidos, por todas partes cooperan como un conjunto armonioso en esta obra maestra inmortal.

Sólo el hombre ha tramado un principio de esta excepción. Extravagante, ciego, hinchado de ciencias y degenerado, en este siglo de luces y de sagacidad, en la más crasa de las ignorancias, quiere mandar como un déspota sobre un sexo que ha recibido todas las facultades intelectuales; pretende disfrutar de la revolución y reclamar sus derechos a la igualdad, por no decir nada más."

Valiéndose del esquema de la declaración de derechos del hombre, la autora reclama para las mujeres los mismos derechos, y algunos más específicos. Por ejemplo, en el artículo XI, que se refiere a la libertad de expresión, dice que las ciudadanas tendrán la libertad específica de desvelar y reclamar la paternidad de sus hij@s, asunto importante para las mujeres de la época.

Pero para desgracia de todas, lo único que se cumplió de la declaración de Olympe fue una frase del artículo X: “la mujer tiene derecho a subir al cadalso”. Olympe fue condenada a la guillotina por un panfleto titulado Las Tres Urnas, en el que pedía un plebiscito nacional para elegir entre gobierno republicano unitario, federación o monarquía. Desde la cárcel siguió escribiendo panfletos en los que criticaba duramente la dictadura de Robespierre. El 3 de noviembre de 1793 fue decapitada. María Antonieta y Madame Roland corrieron la misma suerte. A pesar de que poco tenían que ver unas con otras excepto el hecho de ser mujeres, la prensa las consideró iguales (¿o idénticas?): María Antonieta fue “mala madre” y “esposa disoluta”, Olympe de Gouges había nacido con una “imaginación exaltada”, en su delirio,”había querido ser hombre de estado olvidando las virtudes que corresponden a su sexo”. Madame Roland era un monstruo por “querer elevarse por encima de su naturaleza y ser sabia” (De Le Moniteur, 19 de noviembre de 1793)

Aquí acaba el sueño de las primeras feministas ilustradas. El 20 de octubre de 1793 se prohibieron los clubs y sociedades populares femeninas, y en 1795, un decreto prohibió la participación política de las mujeres.

La reacción misógina posterior fue impresionante. El hijo no deseado estaba ahí, y había que hacer algo con él. El feminismo fue la primera crítica a la ilustración desde la misma ilustración. Los padres patriarcales  necesitaban contestar a las feministas ilustradas, que habían hecho suyas las potencialidades emancipadoras de la ilustración. Atentos a la salvaguarda de un sistema de poder masculino, los ilustrados se agarraron a la naturalización de las diferencias de sexo. No éramos animales, pero tampoco humanas. 

En la Enciclopedia, que se editó entre 1751 y 1772, encontramos una definición de mujer “desde la moral”: "La naturaleza ha puesto de un lado la fuerza y la majestad, el coraje y la razón, y del otro, las gracias y la belleza, la fineza y el sentimiento. (…) Los hombres han aumentado su poder natural por las leyes que han dictado; las mujeres han aumentado el precio de su posesión por la dificultad de obtenerla." Simone de Beauvoir diría que eso es simple mala fe de los hombres hacia las mujeres: “les amputan su libertad (…) y luego se quejan de que vuelvan contra ellos las armas del débil” (S. de Beauvoir, “El segundo sexo” 1949)

Pero tenían que pasar casi 200 años para que se escribiera eso, aún quedaba mucha literatura misógina que añadir, por ejemplo la de Rousseau. Él, que en su Discurso sobre el origen y el fundamento de la desigualdad entre los hombres hacía una crítica radical de la desigualdad social, política y económica, fue uno de los más firmes defensores de la desigualdad entre los sexos, y uno de los inventores de la dicotomía público/privado. La tarea “natural” para las mujeres es ser madres y esposas, y su espacio “natural” el doméstico, el privado, mientras que el espacio público se reserva en exclusiva para los hombres. En “Emilio o la educación”, Rousseau hace un brutal ataque a la posibilidad de que las mujeres reciban educación:

"Preferiría cien veces una muchacha simple y educada toscamente que una muchacha sabia e instruida que viniera a establecer en mi casa un tribunal de literatura del que ella se constituyera en presidente. Una marisabidilla es el azote de su marido (…). Todas esas mujeres con grandes talentos no influyen sino en los necios (…). Toda esa charlatanería es indigna de un mujer honesta (…). Su dignidad es ser ignorada; su gloria está en la estima de su marido; sus placeres están en la felicidad de su familia. (…) Toda joven literata quedará soltera de por vida cuando sobre la tierra no haya más que hombres sensatos"

En esa misma obra, Rousseau responde al filósofo Poulain de la Barre, que afirmaba que la proclamación de la inferioridad de la mujer respondía a prejuicios sociales, pero le responde haciendo gala de un más que dudoso “talante”, ya que Rousseau se resiste a nombrar a De la Barre, ocultando así su referente polémico: “Cuando la mujer se queja de la injusta desigualdad en que le ha puesto el hombre, comete un error; esta desigualdad no es una institución humana, o al menos no es obra del prejuicio, sino de la razón.” (Jean-Jacques Rousseau, "El Emilio o de la educación", 1762)

El argumento de Poulain de la Barre se parecía al que utilizaban los denostados sofistas griegos, que oponían nomos (leyes) a pshysis (naturaleza). Los sofistas se oponían al fundamento natural de las leyes, que consideraban convenciones sociales que servían precisamente para superar la ley del más fuerte. La ilustración sofística, según dice Amelia Valcárcel en “Sexo y Filosofía”, “produce el pensamiento de la igualdad entre los sexos (…) o la absurdidad de la esclavitud como uvas del mismo racimo que se reclaman unas a otras. Sin embargo, conocemos mejor la reacción adversa que producen (…).” También de la Barre pensaba que la desigualdad social entre mujeres y hombres no era consecuencia de una desigualdad natural, sino que era la propia desigualdad política y social la que producía teorías sobre la inferioridad femenina.

Pero, como decimos, Rousseau y muchos más pasan como una apisonadora sobre todo esto, y proclaman que la mujer es "naturaleza por naturaleza". Las nuevas leyes se presentan como leyes naturales, que emanan de la naturaleza. La sumisión de las mujeres es una de esas leyes, y por tanto la política no puede contradecirla. Así, las mujeres se tendrán que conformar con el dudoso honor de ser virtuosas esposas y madres de virtuosos ciudadanos. Como dice Cristina Molina Petit, “la mujer es, una vez más, la condición de posibilidad para que el varón entre en lo público.”  Vamos, ¡que para rato sería Napoleón el mismo si hubiera tenido que plancharse él la ropa y prepararse las comidas!

Para terminar de explicar esta triste y olvidada historia, hablaremos del remate final que la misoginia romántica dará al decapitado hij@ no deseado de la ilustración. Los filósofos más representativos de esta misoginia son Schopenhauer y Kierkegaard, que atacarán la apropiación por parte de las mujeres de las potencialidades emancipadoras de la ilustración. Las mujeres, al pertenecer a ese estado intermedio de animalidad y humanidad descrito por los ilustrados, carecemos de individualidad, de ahí que Kierkegaard diga “en las especies animales no hay individuos”. Hegel habría preferido practicar la zoofilia antes que admitir la individualidad de las mujeres: “En el hombre, lo esencial es lo esencial y, en consecuencia, todos los hombres serán siempre iguales unos a otros. En la mujer, en cambio, lo accidental es lo esencial (…). La mujer es una criatura infinita y en consecuencia, un ser colectivo: la mujer encierra en sí todas las mujeres.”

La reacción misógina romántica luchará contra la individuación femenina de dos maneras: idealizando a la Mujer y estereotipándola a través de la literatura, o describiéndola en los términos peyorativos que acabamos de ver en los libros de filosofía.

Todos estos constructos teóricos influyeron en las leyes, en el reparto del trabajo, y en la forma de actuar y de ser de las mujeres de las siguientes generaciones, y sus tentáculos llegan hasta nosotr@s. Aún hoy se recurre con frecuencia a la naturalización de las diferencias para justificar políticas discriminatorias, y muchas convenciones de origen social se disfrazan de naturales.

La ilustración fue pues, una enorme oportunidad perdida para las mujeres, ya que se les negó el derecho a ser ciudadanas; en definitiva, el derecho a ser personas.

NOTA: Este artículo está basado en los apuntes de Teoría Feminista elaborados por Tere Maldonado para la III edición del Mater de igualdad entre mujeres y hombres de la UPV/EHU. La mayoría de las citas provienen pues, de esos apuntes. 


 

Gritos de rigor

Gritos de rigor

Escribo esto para animaros a acudir a la manifestación de esta tarde contra la violencia de género contra las mujeres.

Saldrá a las 19.00 horas del Boulevard donostiarra. Hay manifestaciones en todas las ciudades, así que si no sois de Donosti procurad enteraros de dónde y cuándo sale la vuestra.

La mani suele ser cortita, media hora o tres cuartos, y nuestros gritos de rigor serán los de siempre. Lo digo porque quizá os haya pasado que habéis ido a una manifestación a protestar por algo, y la gente andaba protestando o reivindicando otra cosa. Aquí no pasa eso. Vamos a lo que vamos. Y se agradece la presencia masculina, que suele ser muy escasa.

Tod@s contra la violencia sexista! Ni una más!

Dos besos

Dos besos

Quisiera hablar un poco sobre la extendida costumbre de que las mujeres, cuando nos presentan a alguien o saludamos a cualquier persona, tenemos que darle dos besos. A mi me ha pasado muchas veces, y seguro que a vosotras también, que he tenido que besar, sin ningún entusiasmo, a algún individuo sudoroso o simplemente desgradable. ¿Nunca os habéis preguntado por qué?

Los hombres, cuando se saludan, utilizan el apretón de manos (o alguna otra fórmula más contracultural); señal de respeto o afecto entre iguales. En cambio, cuando saludan a una mujer, disfrutan del privilegio de besarla, y, creedme, en la mayoría de los casos el privilegio es del hombre.

En mi trabajo, existe un graciosillo que varias veces nos ha gastado la broma de decirnos que era su cumpleaños. Confiadas, las chicas nos acercábamos a él para felicitarle y darle dos besos. Después de los besos, decía: "Es broma, hoy no es mi cumpleaños". Después de gastarnos la bromita 2 o 3 veces, decidí que nunca más volvería a besar a ese individuo. Hace unas semanas se fue de vacaciones durante un mes, y, a la vuelta, lo recibieron con besos y apretones de manos. Yo fui la única que no le besó, y mi jefe me pidió que lo hiciera. Me negué, argumentando que le había dado besos suficientes en sus aniversarios ficticios. ¿Por qué habría de besarle si no me apetece en absoluto, si ni siquiera me hace ilusión que vuelva de sus vacaciones (por mi podía haberse quedado en la India)?

El otro día ví en la tele unas imágenes del parlamento vasco. Su presidenta, Izaskun Bilbao, recibía a 7 hombres en el salón de actos de la cámara. El plano recogía cómo la presidenta daba dos besos a cada uno de los invitados. El formalismo resultaba pesado, porque tardaba tiempo en besarlos a todos, y además la presidenta es bastante bajita, por lo que tenía que ponerse de puntillas para alcanzarlos. ¿No le resultaría mucho más práctico y cómodo darles la mano? A parte de terminar antes, sería una necesaria muestra de autoridad por parte de la presidenta, y de respeto por parte de quienes la saludan. Alguien debería recordarle que es la presidenta del parlamento, y no una chica divirtiéndose en las fiestas del pueblo.

Otro ejemplo de la desigualdad entre mujeres y hombres que representan los dos besos lo encuentro en los guiris. Muchas veces les he oído decir que era un chollo que aquí podían besar a las chicas en la mejilla nada más conocerlas, cosa que en su país no ocurre.

Todo ello me ha llevado a una reflexión, y a tomar la decisión de que yo ya no doy dos besos a nadie, a no ser que realmente me apetezca. Doy la mano en señal de respeto e igualdad.

Ya sé que much@s se echarán las manos a la cabeza y pensarán que soy una maniática, una histérica, o que tengo algún problema. Mi único problema es pensar en estas cosas, reflexionar y tratar de actuar al respecto. Me siento mucho más cómoda y más agusto dando la mano. 

Quisiera decir algo más a los muchos detractores del feminismo, que consideran nuestras reivindicaciones cosas de locas o puritanas. Haciendo uso de sus posiciones privilegiadas en todos los ámbitos, se esfuerzan en deslegitimar nuestro discurso, ofreciendo una visión totalmente distorsionada de él. Buscan argumentos contra nosotras porque lo que atacamos es su mismo ser, el humanismo falocéntrico sobre el que se sustenta todo su discurso, toda su obra, ellos mismos. Sin él estarían perdidos, y por eso nos odian tanto.

Ahora que me estoy convirtiendo en una de ellas, me doy cuenta de por qué las feministas tenemos tan mala fama, y de por qué, en muchos casos, nos importa un bledo ;P Hay algunas personas a las que no pretendemos convencer, sino simplemente joder; porque no queremos agradar, de eso estamos ya muy hartas. Hay algunas personas, como Perez Reverte por ejemplo, para las que sólo queremos ser un desagradable grano en el culo. Con eso nos damos por satisfechas.

A nivel local y global, hay quien utiliza el sexo más rancio para promocionarse, y sin darse cuenta, fomenta el machismo y la violencia contra las mujeres. Violencia es negarse a ponerse un condón, o hacer apología de ello (como el Papa). Fomentar la violencia es aceptar con entusiasmo un sistema patriarcal y desigual para las mujeres, legitimarlo, extenderlo y perpetuarlo. Y cuando digo sexo rancio me refiero a aquel que convierte a las mujeres en meros instrumentos del placer masculino, en trozos de carne colgados del gancho en la carnicería. A las feministas nos gusta el sexo, pero el nuestro, el que nos han arrebatado, no el que quieren imponernos muchos hombres y las industrias sexistas (dirigidas también por ellos).

De modo que, mientras nos dejen, seguiremos siendo un grano bien llenito de pus para toda esta gente!!!

 

Historia de las mujeres, Historia de género

Historia de las mujeres, Historia de género Nos hemos quedado muy contentas con las clases de Historia que hemos recibido estos días de la profesora Miren Llona. Si antes habíamos visto el movimiento feminista desde el punto de vista filosófico y teórico, durante estos días hemos compartido las luchas de las mujeres reales, de las que (no) pasaron a la Historia.

Hemos hecho un viaje alucinante a través de la historia de las mujeres. Para mí era como andar en un túnel oscuro, con Miren iluminando el camino. Los textos de apoyo han sido de lo más reveladores. Hemos comprobado con vergüenza y amargura la legislación misógina y aniquiladora que hasta hace apenas 30 años estaba vigente en el estado español. Creo que a todas nos ha servido para situar y entender muchas cosas.

A ver si puedo explicarlo sin extenderme demasiado, y al mismo tiempo introducir algún que otro texto:

Con el advenimiento del protestantismo, las mujeres del norte de Europa empezaron a vivir tiempos mejores: a pesar de que se les negara el derecho de ciudadanas, su condición de madres comenzó a ser muy valorada, y las mujeres gozaron de cierto respeto dentro de su esfera de influencia, que se limitaba básicamente a la maternidad y a la beneficencia.

No sucedió así en los países católicos, donde la religión era patrimonio casi exclusivo de las mujeres, y los hombres hacían gala de la clásica doble moral. Por eso, dice Miren, cuando una se va a Holanda, por ejemplo, nota que los hombres la tratan de forma más respetuosa. Era la religiosidad, que también profesaban los hombres, la que instituyo esa cultura, que llega a nuestros días.

Y hasta nuestros días llega también el doble machismo "latino". Porque si no era poco con la misoginia religiosa, en España sumamos un nuevo machismo, el liberal. Los liberales españoles, lejos de defender la igualdad entre todas las PERSONAS, comenzaron a sostener "científicamente" que las mujeres eran inferiores las miraras por donde las miraras. Eso creó terribles y amargas contradicciones a las primeras feministas españolas, que sólo podían elegir entre ser "modernas" y reconocer su inferioridad intelectual y mental, o quedarse con la iglesia. Hubo una que no se doblegó ante este nuevo Dios de la ciencia: Emilia Pardo Bazán.

En España, el feminismo empezó, como dice Miren, como un "evento discursivo". Antes de que existiera o hablara la primera feminista, la prensa ya las ponía a parir. La gente las odiaba... antes de que existieran!

Perfectos y cristalinos ejemplos de legislación patriarcal podemos encontrarlos, por ejemplo, en el Código Penal de 1870, vigente, en algunas de sus partes, hasta 2001:

"Art. 438: El marido que, sorprendiendo en adulterio a su mujer, matare en el acto a ésta o al adúltero, o les causare lesiones graves, será castigado con la pena de destierro. Si les causare lesiones de otra clase quedará exento de pena. (...)

Art. 448: El adulterio será castigado con la pena de prisión correccional en sus grados medio y máximo. Cometen adulterio la mujer casada que yace con varón que no sea su marido y el que yace con ella (...)

Art. 452: El marido que tuviere manceba dentro de la casa conyugal o fuera de ella con escándalo será castigado con la pena de prisión correccional en sus grados mínimo y medio."

Nótese que en estos ejemplos hablan de "adulterio" sólo en el caso de la mujer. El hombre tiene "manceba"...

Estas leyes evolucionaron poquísimo a lo largo del siglo XX, y podemos decir que han estado más o menos vigentes (un poco suavizadas, pero vigentes) hasta los años 70. Una herencia vergonzosa que nos recuerda hasta qué punto las mujeres hemos estado marginadas, excluidas y oprimidas.

Otro aspecto que hemos trabajado ha sido el del mundo laboral, los trabajos de las mujeres a lo largo de la historia. La tesis más fuerte que defiende Miren es la falacia de la "reciente incorporación de la mujer al mundo laboral". Está clarísimo: es que nunca hemos estado fuera, es que la mujer trabajadora SIEMPRE ha estado en la calle buscándose la vida. Lo que ocurre es que los trabajos que hacían, aunque estaban remunerados, no figuran en los registros, porque no se consideraban como tales.

Pero en Bilbao, en los siglos XVIII y XIX, la gente rica iba con ropa limpia y planchada, y los obreros estaban alimentados. ¿A nadie se le ocurre que había alguien detrás haciendo todo ese trabajo? Las mujeres realizaban una gran variedad de trabajos: desde el servicio doméstico a la fábrica, pasando por el comercio. Y no se limitaban sólo a trabajos supuestamente "femeninos". Como muestra de ello tenemos diversas crónicas de viajeros que pasaron por allí y dejaron documentos escritos. Esto lo escribió un viajero de apellido Bowles en 1775: "En otras partes las mujeres apenas pueden resistir una mediana fatiga y en Bilbao trabajan más que si fueran hombres. Ellas son ganapanes y mozos de cordel de la villa, que cargan y descargan los navíos. Los forzados de Cartagena y Almadén son haraganes en comparación suya (...) Van descalzas de pie y pierna y desnudos los brazos; y por la robustez de los músculos que se les ven se puede conjeturar la fuerza que alcanzan. En el cuello particularmente la tienen semejante a la de los toros, pues sostienen y llevan sobre la cabeza fardos tan pesados, que son menester dos hombres regulares para ponérselos encima (...)."

Las cargueras siguieron trabajando en los muelles hasta los años 20 del siglo XX, cuando aparecieron las grúas mecánicas y se les prohibió trabajar.

El fenómeno de las amas de casa llega a la península en los años 50-60, hasta entonces a las mujeres no les quedaba más remedio que trabajar en casa y donde podían, igual que a l@s hij@s.

Resulta bochornoso lo poco reconocida que está la mujer obrera, esa mujer fuerte y luchadora, alejada de estereotipos, que contribuyó al movimiento obrero y al sostenimiento de su clase como la que más, al tiempo que inventaba lo que hoy conocemos como "el estado del bienestar"... Pero de eso, tampoco nadie se acuerda, ¿verdad?

Disgustada

Disgustada Tengo un disgusto morrocotudo.

Ya venía un poco alterada porque he estado mirando anuncios de inmobiliarias para alquilar un apartamento, y la depresión que le entra a una en estos menesteres no es ninguna chorrada.

Por otro lado, en la tercera semana del master estoy empezando a ver claras algunas cosas, y eso hace también que me sienta un poco abatida, porque lo que veo no es nada esperanzador. Tomar conciencia política, a parte de agotador, es un bajón.

Después de las interesantísimas sesiones de Teoría Feminista con la profesora Tere Maldonado, nos hemos puesto a analizar el "movimiento feminista" o "movimiento de mujeres" con Eva Martinez.

Ella nos dijo ayer algo que me gustó mucho. Y es que no hay feministas de primera o de segunda, porque no hay un "feministómetro", y las luchas individuales o colectivas de todas las mujeres cuentan. Incluso de las que no se consideran feministas. Porque parece que el feminismo está bastante mal visto, y muchas mujeres evitan identificarse con él, a pesar de que sus ideas y acciones estén en consonancia con este humanismo universal.

Eva decía que una es feminista las 24 horas del día, porque eres la feminista en el grupo de amig@s, en la familia, en el trabajo, y ahora también en la blogosfera! Y eso, claro, es agotador.

Por otro lado, me resulta muy frustrante saber que estoy estudiando algo realmente importante y transformador, pero que soy una de las poquísimas personas que lo está haciendo. ¡Esto debería enseñarse en los institutos! Se lo comenté ayer a mis compañeras y estaban de acuerdo conmigo.

Así que una, convertida en "feminista 24 hours", se lanza a la blogosfera a hacer valer su feminismo, quízás con demasiada inocencia. Y se encuentra con sorpresas francamente desagradables. Se encuentra con el desprecio, la falta de interés y la soberbia de sus compañeros hombres, que no pueden o no quieren pensar por qué hablan de "hombre" cuando quieren decir "ser humano" (a pesar de poner fotos de filósofos griegos al lado de su nombre), y consideran esto una simple cuestión de "corrección política". Claro, ellos no tienen estos problemas, estas frustraciones, esta invisibilidad. Van por el mundo orgullosos, con sus mochilas llenas de amor materno/parejil, hablando del "hombre" y de lo estupendo que es. Y todavía se permiten el lujo de reirse de ti bromeando con "los erizos y las erizas"...

Todo esto hace que una se deprima, que le den ganas de radicalizarse, de ponerles una bomba a estos tios.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el movimiento feminista es la falta de relevo generacional. Porque desde pequeñas nos han vendido una ilusoria igualdad, una ilusión de que todo iba bien y no hacía falta luchar. Pero claro, luego una se pone a trabajar, se pone a convivir en pareja, y llega el gran batacazo. Pero para entonces tus compañeros ya están a otra cosa, les importa una mierda lo tuyo, "eso no va conmigo", tienen otras preocupaciones, y les parece que abogas por la corrección política.

Frustrante. Francamente... frustrante.

:_(

Neska eta mutilen arteko berdintasunerako prestakuntza

Neska eta mutilen arteko berdintasunerako prestakuntza Iturria: Euskal Herriko Unibertsitatea

Hezkuntzan aritzen diren hezitzaile eta agenteekin sistema sexu-generoa lantzea, arlo praktikoa eta teorikoaren arteko lotura ezagutuz, genero ikuspegia hezkuntza programa edota proiektuetan txertatzeko.

***********************************************

PROGRAMA:

1. Genero desberdintasuna eta genero sistemak:

a. Genero eraikuntzaren sistemak
b. Genero eraikuntzan faktore psiko-sozialak
c. Feminismoak eta beraien eragina

2. Hezkidetza hezkuntza formalean

a. Hezkuntza ereduak
b. Balore heziketa eta zeharkotasuna
c. Hezkidetza hezkuntzan
d. Genero azterketa hezkuntzan
e. Hezkidetzaren garapen praktikoa

3. Esku-hartzea giza eta kultur hezkuntzan

a. Hezkuntza ez formala
b. Elkartegintza

4. Proiektuen planifikazioa eta kudeaketa genero ikuspegitik

a. Inguruaren azterketa
b. Plan, programa eta proiektua
c. Talde dinamikak
d. Ebaluazioa

**********************************************

IKASTAROAREN FITXA:

Iraupena: 60 ordu teoriko eta 20 ordu praktiko
Datak: Urriaren 19tik martxoaren 29ra arte
Ordutegia: Asteazkenetan 17:00tik 20:00etara
Titulazioa: Parte-hartu izanaren agiria. Unibertsitateko 5 kreditu
Matrikulazio epea: Urriaren 7ra arte
Prezioa: 180 euro

**********************************************

Non: URTXINTXA ESKOLA
Zabalbide 26, behea
48006 Bilbo
Tel. 94 432 0445
urtxintxa@urtxintxaeskola.org

Vagina ladies + Museo de la menstruación

Vagina ladies + Museo de la menstruación Tengo un pequeño "bloqueo escritor" (¿cómo se dice eso en la jerga geek?), por falta de tiempo.... Así que he pillau un par de enlaces descubiertos gracias a Ana Elena Pena...

Ya hemos comentado alguna vez los tabúes que aún existen con el tema de la regla de las tías. Bueno, pues la regla es un tema apasionante, al que se han dedicado documentales, artículos, canciones etc. Es que la regla es algo que afecta una vez al mes a la mitad de la población (+ ó -) y casi no se habla de ello, a excepción de los anuncios de compresas o tampones (e incluso en ellos, se tiende a "dulcificar" la realidad reglil con líquidos azules, nubes que huelen a limpio....) Hay una página en internec muy interesante llamada Museo de la menstruación, donde se recopila cantidad de información sobre el tema. Merece la pena bucear un poco en los enlaces. Seguro que encontramos cosas curiosas....

El segundo enlace es este de las Vagina lady, unas feministas adictas al rey de las fiestas ;-) que se disfrazan de vagina para reivindicar la denostada belleza de este órgano femenino. Dicen que están hartas de tanta polla y tanta poca ostra :))))))

Phallic symbols can be seen and recognized throughout our society. Vaginal imagery, however, seems to have been left behind. What gives? Somehow the air of mystery about the vagina has become mingled with shame and discomfort. But the vagina, in its glowing non-pornographic beauty, deserves to be admired in a non-pornographic way. The Vagina Lady wishes only to share that beauty with the world.

Pues hala, a disfrutar, y feliz noche de San Juan ;-)

Master en Igualdad de hombres y mujeres

Master en Igualdad de hombres y mujeres Si os sobran 2.680 euros, tenéis libres los lunes, martes y jueves de 15:30 a 20:30, y queréis convertiros en unas perfectas femócratas vascas, tengo una sugerencia que haceros: el Máster de Igualdad de hombres y mujeres que ofrece la UPV.

Hay que tener en cuenta el nuevo contexto que se presenta para los estudios en igualdad de género: la Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la Igualdad de Mujeres y Hombres, dice que todas las normas que aprueben las administraciones de la CAV (Gobierno Vasco, diputaciones y ayuntamientos) deberan tener en cuenta y respetar criterios de igualdad. Eso quiere decir que hace falta un batallón de femócratas formad@s en la materia, capaces de realizar estudios de impacto de género en áreas muy distintas: sanidad, urbanismo, comunicación, asuntos sociales...

Este master de la UPV empezó en 2003, y algunas de las personas que lo completaron están ya trabajando en el área de Igualdad de oportunidades. Se nota: cada vez más ayuntamientos contratan a técnic@s en Igualdad de género o Igualdad de oportunidades.

Todo lo que hace falta saber sobre el master: fechas de matrícula y prematrícula, subvenciones, horarios, temario, profesor@s... lo encontraréis en el primer link. Sólo destacar que cuesta 7.657 euros, de los cuales Emakunde puede pagarte el 65% (hay 20 becas), con lo que se te puede quedar en 2.680 euros, que es una pasta, la verdad. ¿Por qué tanto dinero para hacer un máster en una especialidad super-demandada y en una universidad pública?

Me pregunto también si en el temario enseñaran algo de feminismo radikal y teoría queer, o si simplemente nos enseñaran a ser unas perfectas femócratas vascas...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Programa queeruption

Programa queeruption Vía Anapena nos hemos enterado del programa (no del todo cerrado) del festival Queeruption VIII de Barcelona.

Visitad también esta página, "girls who like porno", donde proponen un taller de vídeo queer durante la semana que dura el festival.

Lo que más me mola es que hacen sex-parties, algo que parece transgresor en la sociedad llena de tabúes sexuales en la que vivimos, nor?

Programa queeruption

Programa queeruption Vía Anapena nos hemos enterado del programa (no del todo cerrado) del festival Queeruption VIII de Barcelona.

Visitad también esta página, "girls who like porno", donde proponen un taller de vídeo queer durante la semana que dura el festival.

Lo que más me mola es que hacen sex-parties, algo que parece transgresor en la sociedad llena de tabúes sexuales en la que vivimos, nor?

Freedom for afghan women!!!!

Freedom for afghan women!!!! En esta aldea global en la que vivimos, hay demasiadas cosas por las que apenarse. Hoy me duele esta noticia.

No callarán a las mujeres afganas, su marcha hacia la dignidad es lenta, pero segura, y tienen a otras miles, millones de mujeres anónimas detrás que estamos con ellas. Me emocionó mucho ver, hace poco, a tantas mujeres afganas cubiertas con sus burkas, sujetando la foto de Clementina Cantoni, la cooperante italiana secuestrada en Kabul y pidiendo su liberación. Clementina llevaba 3 años ayudando a las viudas afganas, un colectivo extremadamente pobre y vulnerable.

La periodista asesinada Shaima Rezayee también pidió la liberación de Clementina.

Freedom for afghan women!!!! :_)

Artículos relacionados:

- 8 de marzo, día internacional de la mujer

B-Kan, columnista en diario Metro

B-Kan, columnista en diario Metro Belén, la cantante de L-kan, acaba de comenzar una columna en la edición madrileña del diario gratuito Metro. ¡Este es el acontecimiento pop del año! ¡Tiembla, Elvira Lindo!

Qué pena que aquí no tenemos metro ni Metro-madrid, pero podemos seguir la columna de B-kan desde la edición digital del diario. Esta es la primera, la de ayer, y cada miércoles, más. ¡Ánimo Belén, es una oportunidad preciosa de hacer sonreir a la gente mustia que lee en el metro!!!!

B-Kan, columnista en diario Metro

B-Kan, columnista en diario Metro Belén, la cantante de L-kan, acaba de comenzar una columna en la edición madrileña del diario gratuito Metro. ¡Este es el acontecimiento pop del año! ¡Tiembla, Elvira Lindo!

Qué pena que aquí no tenemos metro ni Metro-madrid, pero podemos seguir la columna de B-kan desde la edición digital del diario. Esta es la primera, la de ayer, y cada miércoles, más. ¡Ánimo Belén, es una oportunidad preciosa de hacer sonreir a la gente mustia que lee en el metro!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

B-Kan, columnista en diario Metro

B-Kan, columnista en diario Metro Belén, la cantante de L-kan, acaba de comenzar una columna en la edición madrileña del diario gratuito Metro. ¡Este es el acontecimiento pop del año! ¡Tiembla, Elvira Lindo!

Qué pena que aquí no tenemos metro ni Metro-madrid, pero podemos seguir la columna de B-kan desde la edición digital del diario. Esta es la primera, la de ayer, y cada miércoles, más. ¡Ánimo Belén, es una oportunidad preciosa de hacer sonreir a la gente mustia que lee en el metro!!!!

B-Kan, columnista en diario Metro

B-Kan, columnista en diario Metro Belén, la cantante de L-kan, acaba de comenzar una columna en la edición madrileña del diario gratuito Metro. ¡Este es el acontecimiento pop del año! ¡Tiembla, Elvira Lindo!

Qué pena que aquí no tenemos metro ni Metro-madrid, pero podemos seguir la columna de B-kan desde la edición digital del diario. Esta es la primera, la de ayer, y cada miércoles, más. ¡Ánimo Belén, es una oportunidad preciosa de hacer sonreir a la gente mustia que lee en el metro!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres